****

El sueño cumplido: Las inolvidables sesiones de recién nacidos Fresh 48 | Parte 1

Capturando los primeros momentos en el hospital

Quiero contaros una historia llena de sueños que parecían olvidados pero que, de repente, resurgieron con más fuerza que nunca. Esta es la historia de las sesiones Fresh 48, una experiencia única y mágica que captura las primeras horas de vida de tu bebé en el hospital

Hace un tiempo, cuando recién comenzaba mi viaje como fotógrafa, tenía un sueño: quería capturar esos instantes llenos de ternura, cuando un recién nacido está con sus padres durante las primeras horas de su vida; las lágrimas de felicidad, los abrazos cargados de amor y la emoción palpable en el aire. Pero la vida puso sus obstáculos en mi camino.

El Sueno Cumplido Las Inolvidables Sesiones De Recien Nacidos Fresh 48

La pandemia llegó a nosotros, trayendo consigo restricciones, prohibiciones y la necesidad de usar mascarillas. Todo cambió en un abrir y cerrar de ojos. Mis sueños de capturar esos momentos tan especiales en el hospital parecían haberse desvanecido. Me enfoqué en sesiones fotográficas primero en exterior y después abrí mi estudio propio.

Pero este año, mientras realizaba una sesión de fotos de embarazo para la hermosa familia de Nayan, me propuso algo que me emocionó: “Tami, quiero que captures el momento en que mi hija conozca a su hermanito por primera vez. Confiamos plenamente en ti. ¿Podrías hacer una sesión de Fresh 48 para nosotros?”. En ese instante, recordé mi sueño olvidado y sentí que el universo me estaba dando una segunda oportunidad para cumplirlo.

Las Inolvidables Sesiones De Recien Nacidos Fresh 48

Así fue como volví a sumergirme en el mundo de las sesiones Fresh 48. Con mi cámara en mano un sábado por la mañana y el corazón lleno de emoción, me dirigí al hospital para capturar esos momentos mágicos. Y déjame decirte que fue absolutamente increíble. Desde la alegría y la emoción en los ojos de los padres hasta la ternura del primer contacto entre hermanos, cada instante estaba lleno de una belleza que no se puede describir con palabras. No había necesidad de instrucciones ni poses elaboradas. Mi tarea era simplemente capturar la esencia pura y auténtica de esos momentos preciosos. Sí, hay desafíos en estas sesiones. A veces, la iluminación no es la mejor y tenemos que lidiar con limitaciones técnicas. Pero cuando ves esas primeras miradas de asombro, esos abrazos llenos de amor y esas sonrisas radiantes, te das cuenta de que cada obstáculo vale la pena.

¡Te contaré más sobre las sesiones Fresh 48 próximamente!