****

Сosas inesperadas en la sesión de fotos recién nacida con mi hija

Cuando programamos la sesión de fotos recién nacidos de nuestra hija, nunca imaginamos que enfrentaríamos complicaciones después del parto. Me sentía agotada y recuperándome, pero la fotógrafa nos aconsejó que las mejores fotos se toman entre los 12 y 14 días de nacida la bebé. A pesar de no sentirme al cien por cien, decidí ir.
Ahora, desde mi experiencia como madre y fotógrafa, entiendo lo crucial que es considerar cómo te sientes tú, no solo tu bebé. Si después del parto no te sientes preparada para una sesión fotográfica, no hay prisa. Las fotos serán igualmente hermosas, no importa cuándo se hagan.
Esta comprensión me lleva a aconsejar a otras mamás que se escuchen a sí mismas y a sus cuerpos. Después de todo, una madre relajada y feliz se refleja en las fotografías de su bebé.
Newborn baby crying during photoshoot.

¿Cómo capturar la esencia real en una sesión fotográfica?

Mirando hacia atrás, al observar las fotos de nuestra hija siete años después, notamos algo curioso. La mayoría se centraba más en la decoración y las poses que en ella. Nos preguntamos, si hubiéramos visto diez fotos de bebés vestidos igual, ¿habríamos reconocido a nuestra hija? Esto nos hizo reflexionar sobre el verdadero valor de esas fotos en una sesión fotos de bebes recién nacidos.
Por eso, cuando elijas a alguien para la sesión de fotos de tu bebé, piensa en la autenticidad. ¿Capturarán la esencia y personalidad de tu pequeño? En Wonderstory, creemos que las fotos deben ser un reflejo fiel de la ternura y la inocencia de esos primeros días. Querrás recordar cómo era realmente tu bebé, incluso en aquellos momentos de llanto o sueño, porque eso es lo que lo hace único.
Las fotos auténticas y naturales son hermosas ahora y se vuelven tesoros invaluables con el tiempo. Son estas imágenes genuinas las que, años después, te transportarán de vuelta a esos preciosos y efímeros momentos de la vida de tu bebé.

¿Por qué nuestra presencia en las fotos de una sesión recién nacido es crucial?

En la sesión recién nacido de nuestra hija, inicialmente nos centramos solo en ella, tomando apenas algunas fotos juntos. Con el tiempo, hemos comprendido lo esencial que es estar presentes en estas imágenes.

Estas fotos con vosotros serán un recuerdo lleno de amor para vuestra hija en el futuro.
Vuestra presencia en las fotos aporta una profundidad emocional y una conexión que solo las fotografías familiares pueden capturar.
Son más que retratos; son historias visuales de cariño, protección y unión familiar.
Cuando tu hija crezca y vea estas fotos, verá cómo era de pequeña y sentirá el amor y apoyo que la rodearon desde el principio.
En Wonderstory, entendemos la importancia de capturar no solo la belleza de vuestro bebé sino también la relación y el vínculo que ya estáis formando.
Estas fotografías serán testimonio de un amor y una conexión que solo crecen con el tiempo.
Toddler looking at black and white family photo.

¿Cómo prepararnos para la sesión fotográfica?

Prepararse para una sesión fotográfica de recién nacidos es un momento especial y aquí te dejo algunos consejos para que todo salga a la perfección:
  • Comodidad del bebé: Asegúrate de que tu hija esté cómoda. Escoge ropa suave y mantén todo lo necesario para su cuidado a mano. Recuerda que las sesiones pueden extenderse, por lo que su bienestar es primordial.
  • Ambiente relajado: El ambiente influye mucho en cómo se desarrollará la sesión. Mantén la calma y la paciencia, ya que los bebés son muy sensibles a las emociones de los adultos.
  • Conocer el espacio: Si la sesión es en un estudio, ve antes para conocerlo. Si es en casa, elige un lugar tranquilo y con buena luz natural.
  • Habla claro con el fotógrafo sobre lo que quieres. Buena comunicación es importante para que la sesión refleje tus deseos y necesidades.

Siguiendo estos pasos, estarás bien preparada para una sesión fotográfica de bebé que capture bellamente los primeros días de tu hija.

Newborn baby in cute hat posing for photo shoot.

Eligiendo el estilo de la sesión: ¿clásico o moderno?

A la hora de decidir cómo será la sesión de fotos de tu hija, piensa en lo que más te gusta. Puedes optar por un estilo clásico, que nunca pasa de moda, o algo más moderno y original. Aquí van algunos consejos:
  • Lo que te guste: Si te encantan las fotos sencillas y naturales, ve por el estilo clásico. Si prefieres algo más creativo, elige el moderno.
  • Estilo del fotógrafo: Busca un fotógrafo cuyo trabajo te encante. Así te aseguras de que las fotos saldrán como tú quieres.
En la fotografía moderna de recién nacidos, hay muchas fotos con poses graciosas y accesorios. Está bien si te gusta, pero recuerda, lo más importante es tu bebé. Las fotos tienen que mostrar lo bonito que es y los momentos especiales, no solo los accesorios.
Piensa también en cómo se sentirá tu hija. Las sesiones largas pueden ser cansadas para los bebés. Elige algo que sea cómodo para ella y que capture su belleza natural.
En resumen, elige un estilo que te haga feliz y que sea cómodo para tu bebé. Así, tendrás unas fotos preciosas para recordar siempre.
sesion fotos de bebes newborn

La evolución de la fotografía newborn moderna: una mirada al pasado

La fotografía de recién nacidos no es algo nuevo. De hecho, se remonta a principios del siglo XIX en Francia, donde era considerada un lujo solo accesible para los más acomodados.
Antes, los artistas tomaban fotos de bebés. Las fotos mostraban al bebé en brazos de su mamá o en un fondo de terciopelo. El estilo era clásico y formal. Estos retratos se guardaban como reliquias familiares y se atesoraban durante años.
Con el tiempo, la tecnología de fotos mejoró, haciéndola más fácil y permitiendo que más fotógrafos se especialicen en bebés. En los últimos años, el arte ha cambiado y ahora es más moderno. Se usan accesorios y poses para hacer fotos creativas y estilizadas.
En las fotos de bebés se usan accesorios y poses para hacer imágenes creativas y estilizadas. Esto demuestra cómo ha evolucionado esta forma de arte, permitiendo a los padres capturar y recordar de manera única los primeros días de sus hijos.